Procesadores Dinámicos Compresores de sonido/Limitadores

A la  memoria de J.G. Stewart. RCA (1907-1997)

El ser humano posee un sistema de compresión natural. Un sistema que nos ayuda a controlar el nivel de intensidad de escucha y evitar posibles enfermedades de nuestros oídos, como por ejemplo a consecuencia de estar mucho tiempo sometido a un alto nivel de presión sonora.

El oído humano tiende a promediar los niveles instantáneos, por lo que los cambios grandes de nivel en tiempos pequeños, conocidos como picos, no son percibidos como un gran aumento del volumen. De modo que la percepción del volumen poco tiene que ver con el pico real de la señal, ya que cuando siente que los niveles de presión son peligrosamente altos, nuestro músculo aural se contrae disminuyendo su sensibilidad.

Descendiendo así la sonoridad percibida hasta que el nivel sea lo suficientemente bajo como para permitir al músculo que se relaje y restaure el rango dinámico nuevamente. A esto se lo conoce como “compresión aural

Los ingenieros de mezcla deberían considerar la acción de este músculo y permitir que la mezcla suba y baje dinámicamente, o sea, que “respire”.

Porque  si la mezcla mantiene un alto nivel constante se activará este compresor aural. Esto también afectará a la tímbrica, ya que el oído aplana la respuesta en frecuencia del programa musical que estamos escuchando cuando se encuentra en peligro de ruptura. (Cuidado con los D.J´s, casi siempre se ganan un limitador).

Procesadores Dinámicos Compresores de sonido/Limitadores

Los compresores de sonido son aparatos electrónicos, que  aparecen en el campo de la radiodifusión aproximadamente en el año 1933. Debido a la necesidad de controlar la dinámica  para evitar así, rupturas en el equipo y poder mantener la emisión a un nivel alto sin meterse en las bandas de frecuencias de otras emisoras.

En esa época, aunque no muy diferente de la actualidad, pero los valores de nivel dinámico están muchísimo más controlados (normalizados), los operadores recibían mucha cantidad de fuentes sonoras con diferentes dinámicas (intensidad), tales como micrófonos de locutores en el estudio, o locutores en exteriores, conversaciones telefónicas, música grabadas en diferentes formatos, o bien música en directo (recomiendo leer “Música y tecnología”). Lo que se les hacía complicado controlar cada una de estas fuentes a la hora de mezclar. Es decir hacían lo que yo llamo “compresor humano”. (“Transmitter  Watch Engineer o TWE”) Teniendo un alto grado de riesgo en destrozar el equipo. Entonces para evitar la saturación, inventaron los compresores. Era absolutamente fundamental cuidar la transición entre las fuentes recibidas, no sólo por la saturación de los circuitos de salida, sino por la saturación  de las válvulas que trabajaban en el circuito de la amplificación de potencia y radiofrecuencia. Evitando la “sobremodulación” para no generar interferencias con las emisoras cercanas en frecuencia. Lo que significaba multas de mucho dinero o bien el cierre de la emisora.

Podríamos hacer un paseo por la historia de estos dispositivos pero entraríamos en un terreno muy extenso que va desde el robo, literalmente hablando, de patentes, de  diseños, de circuitos etc… hasta la segunda guerra mundial donde se desarrollaron este tipo de adelantos tecnológicos por la necesidad de tener mejores comunicaciones, desarrollando  la  radio, grabaciones sonoras … .etc  un mundo muy interesante por cierto.

Como así también el desarrollo de componentes electrónicos tales como  las válvulas, diodos, heptodos… etc  (estado gaseoso) hasta llegar a los integrados Fet, MosFet, LDR , chips…etc (estado sólido)  y demás fauna que nunca termina.

 

Pero cabe destacar, que este dispositivo tan interesante se desarrolla en el mundo de la radiodifusión, pero  que  en la actualidad es una de las herramientas más importantes en el mundo del sonido.

Grandes estudios de radiodifusión estuvieron detrás de la investigación y el desarrollo de procesadores dinámicos compresores de sonido y limitadores. Estos dispositivos tales como: RCA, EMI, CBS, RKO… y demás Y que gracias a muchas personas anónimas (solo por mencionar algunas figuras Al Towne, Rein Narma, Emil Torick, Manley´s, David Hill, J. Stewart ), nos han ayudado a poder disfrutar aún más de la música, al inventar  los compresores.

link recomendado.

Ahora bien, cuando hablamos de sonido vemos que uno de los parámetros característicos es la intensidad o el volumen (para los técnicos de sonido esto se mide en dB, mientras que para los músicos se mide en lo que sería la dinámica de piano a forte).

Cuando hablamos también de mesas de sonido hablamos de la posible calibración de la ganancia de entrada de la señal (Gain/Trim) que estamos recibiendo. Esto es lo que llamamos niveles de señal/ruido.

Entonces, si pudiéramos sacarle una foto a nuestro sonido, veríamos cuatro parámetros importantes de la envolvente acústica :

  1. Ataque
  2. Decay
  3. Sustain
  4. Release

Procesadores Dinámicos Compresores de sonido/Limitadores

Diagrama 1 ADSR

Estos dispositivos electrónicos llamados compresores de sonido nos ayudan a controlar que la señal esté dentro de nuestro rango dinámico (RD) de trabajo, que no sature. Y poder colocarlo dentro de nuestra señal/ruido (SR),alejándose del ruido inicial.

A su vez podemos ajustar los picos si llegaran a saturar, y también a su vez podemos subir el RMS (promedio) de dicha señal.

Procesadores Dinámicos Compresores de sonido/Limitadores

Diagrama 2 SEÑAL/RUIDO

“Para cada sonido y/o programas musicales existen diferentes métodos, conceptos y criterios para controlar su envolvente dinámica, queda en manos  del técnico cuál utilizar”.

Estos procesadores varían la ganancia de forma automática en relación al nivel de entrada de la señal (se basa en V.C.A., que es un amplificador controlado por tensión). Y que a partir de un nivel de intensidad llamado umbral o threshold (Th) comienza a actuar.  Su medida obviamente será en decibeles, y una vez superado este nivel que nosotros hayamos configurado, el compresor de sonido comienza a actuar reduciendo la señal (comprimiendo) o  la limita, sin dejar pasar ninguna parte de la señal (limitando). Este último es el que se utiliza para proteger los equipos, amplificadores y/o speakers, y también para controlar el volumen de presión sonora en un concierto en directo.

Entonces el limitador se utiliza para evitar que pasen señales de mayor intensidad de la deseada, y los compresores para lograr emparejar la relación de pico con la relación de RMS (promedio) de una señal.

También se puede utilizar como efecto para algunas guitarras y bajos eléctricos. Para quitar el pico o algunos picos no deseados, como es el caso típico, entre otros muchos, de que alguien está hablando y de repente comienza a gritar, evitando de esa forma que la señal llegue a la saturación.

Generalmente el compresor de sonido se conecta insertado en el canal de audio, o bien en cascada (como es el caso para la voz).

Y en la cadena de audio generalmente se coloca Post-EQ, ya que de esa forma controlamos los aumentos en determinadas frecuencias enfatizadas  por el ecualizador. O bien  se puede posicionar Pre-Eq. cuando queremos controlar la dinámica de entrada pero no nos interesa tocar las frecuencias  del ecualizador. Cómo así también Pre o Post-Fader, de acuerdo al tipo de compresión que vayamos a utilizar.

Existen muchísimas formas de compresión, por ejemplo compresión paralela o compresión New York, compresión por ancho de banda (usada en mastering), compresión por voltaje (amplis), compresión compuesta, compresión modo feedback, limitador Brickwall,  opto-compresión (ataque y release no lineal), compresión en serie, compresión post-reverb, compresión Dolby etc…

Y otras compresiones de sonido que se refieren a almacenamiento de datos, ADPCM, LPC, MPEG, MP3, WAV, etc.

Debemos utilizar los compresores de sonido en aquellos programas o en aquellas señales en las que realmente nos interese tener el control de la dinámica de dicha señal, como puede ser el caso de mantenernos dentro de nuestro rango dinámico, de un track de grabación o el canal de una mesa en directo, sin llegar a la saturación y lejos del ruido. O bien como efecto sonoro. Pero si no es necesario, lo único que estaríamos ganando sería seguir sumando ruido a nuestra señal o delay (retardo) en el caso de los plug-in.

“Un compresor de sonido se gana, no se regala”.

Dejamos para la próxima otros dispositivos que controlan la dinámica como son: Noise Gate,  Expansores, De-esser , Overeasy, Gates, Fx Ducking, automix Dugan, Dolby NR . O los nuevos supresores de ruido multicanal  (DNS 8D).

Cabe señalar que cuando un compresor de sonido está bien seteado es muy difícil de percibir. Con lo cual significa que hemos logrado su buen funcionamiento.

El amplificador de limitación, también conocido como amplificador de compresión, es una pieza muy importante en una emisora”.

Broadcast Operator’s Handbook. Hennes & Rider, 1947

 Gracias.

Saludos y hasta la próxima.

Sergio Cocirio, Jefe de Estudios

Tags:
No Comments

Post A Comment